Loading...

Termina una época y da comienzo otra. Como todos los inicios son complicados y suelen ir precedidos de multitud de opciones y dudas, unas cuantas directrices podrán ser la mejor guía para orientar nuestros estudios de Administración y Dirección de Empresas (ADE). ¿Qué hacemos ahora?

¿Qué hacer tras finalizar tus estudios de ADE?

Al acabar y graduarnos en una carrera de ADE, nos convertimos en profesionales cuyo currículum y experiencia están directamente relacionados con las ciencias económicas y financieras, así como con contabilidad y marketing. Debemos aprovechar nuestros conocimientos para progresar en esta nueva etapa que nos espera por delante.

En esta situación de incertidumbre donde nos preguntamos qué hacer con nuestra vida, nos encontramos ante el umbral de una puerta que se nos ha abierto y muestra diferentes opciones. Lo primero es conocerlas todas.

  1. Buscar un puesto de trabajo adecuado a nuestra formación.

Hasta no hace mucho tiempo era la opción por excelencia y la más recurrida de las tres. Hablamos de la oportunidad de un sueldo fijo y pocas complicaciones, pero con la llegada de tormentas económicas se convierte en una opción poco segura que nos deja en manos de factores externos a nosotros. ¿Qué clase de empresas pueden estar interesadas en tu perfil tras tus estudios en Administración y Dirección de Empresas?

La titulación en ADE brinda muchas oportunidades laborales para acceder a puestos y sectores muy diversos. Una de las ventajas de este grado universitario es que forma profesionales polivalentes con conocimientos en materias de economía, finanzas, ventas o gestión y organización empresarial que se necesitan en todas las compañías y en posiciones muy diferentes.

Entre la larga lista destacan: Dirección general, Dirección o gestión funcional, Consultoría y asesoría, Gestoría administrativa, Banca e instituciones financieras, Administración pública y organismos oficiales, Docencia…

  1. Montar nuestra propia empresa.

Dar vida a semejante proyecto puede ser una tarea ardua y a largo plazo. Una opción inestable pero en la cual se basa nuestro sistema. La sociedad está formada por empresas y son estas las que crean riqueza e innovación allá donde están. Los puestos de trabajo dentro del estado sirven para gestionar en gran parte todos esos recursos pero, por supuesto, no crean nada. Una empresa puede ser un sueño o una pesadilla dependiendo de las posibilidades económicas, las necesidades o demanda de la misma, el grupo profesional en el que confiaremos y delegaremos, etc.

Por esto mismo debemos tener muy presente la posibilidad de formarnos de forma específica en aquellos ámbitos en los que pretendamos sumergirnos.

  1. Especializarse

Una opción en alza y muy recomendable. Tras terminar tus estudios en administración y dirección de empresas tienes la oportunidad de formarte y especializarte a través de un estudio de postgrado, tienes una de las mejores opciones a tu alcance: hacerte con un buen Máster en Finanzas Cuantitativas. Te abrirá puertas hasta ahora cerradas y te otorgará unos conocimientos que te ayudarán a distanciar tu perfil profesional del resto de competidores.

Uno de cada dos empresarios toma como criba la especialización y eso reduce mucho las posibilidades de quienes no dispongan de un buen máster en el área en cuestión. Si quieres que tu currículum sobresalga de entre todos los candidatos, especialízate y marca la diferencia.

Una de las cualidades que está siendo requerida en trabajos relacionados con Administración y Dirección de Empresas es el inglés. En muchos puestos de trabajo actuales es imprescindible el conocimiento de dicha lengua ya que es conocida como el idioma vehicular del mundo. El simple hecho de certificar un buen nivel puede ser uno de los principales motivos para que consigas el empleo.

 

imagen

Máster en finanzas cuantitativas

Si la opción de especializarte es la que más te ha llamado la atención, estás de suerte. Sabemos que hoy en día encontrar un trabajo únicamente teniendo un grado es complicado, ya que la oferta es muy limitada y la demanda muy grande. Por ello especializarse es la opción más sabia para encontrar el trabajo de tus sueños.

En primer lugar, el máster en finanzas cuantitativas te aporta nuevos conceptos y habilidades matemáticas e informáticas que hasta ahora no tenías. Con los nuevos conocimientos en áreas de tesorería y riesgos te abrirás muchas puertas del mundo laboral. El máster en finanzas cuantitativas te proporciona una especialidad en los conceptos cuantitativos y computacionales que se aplican en problemas financieros dispares como la valoración de productos derivados complejos o la evaluación del rendimiento de una cartera.

El máster en banca persigue el objetivo de inculcar en los alumnos que lo cursen una formación especializada y de calidad. Pretende dirigir la carrera de los estudiantes hacia las áreas de gestión de Riesgo Financiero, Valoración y negociación de Instrumentos Financieros primarios o Derivados o Gestión de Carteras, bien en entidades financieras, sociedades gestoras de fondos de inversión colectiva o de fondos de pensiones o compañías de seguros.

Como ves, son multitud de conocimientos los que aprenderás en este máster. Todos ellos te ayudarán a pasar la criba de las grandes empresas, pues ya estarás especializado y podrás convencerlos de que tienes todo lo que ellos necesitan en su negocio. Fórmate en finanzas cuantitativas y consigue el trabajo de tus sueños.

 

No Comments (0)

    Leave a Comment

    Solicita Información

    Rellene este formulario para enviarnos cualquier consulta. En breve nos pondremos en contacto contigo.



    DIRECCIÓN
    Madrid (España)
     Previous  All works Next