Loading...

Ya hemos analizado qué es la Teoría de Juegos, una parte fundamental que se imparte en nuestro máster en Finanzas Cuantitativas. A continuación, vamos a hacerte una explicación detallada de cómo afecta en concreto esta teoría. Si quieres saber más, consulta nuestro blog de Cuantitativas o solicita más información en nuestra web. Ahora, por lo que nos respecta, ¡vamos a investigar un poco más sobre Teoría de juegos!

¿Qué es la Teoría de Juegos?

Empecemos por el principio: la teoría de los juegos es una rama de la economía aplicada también a otros muchos ámbitos que analiza la toma de decisiones en función de nuestro punto de vista y de la de otros miembros participantes.

Esta teoría se basa en el equilibrio de Nash.  Es una teoría que expone que en una situación donde hay dos o más jugadores y ninguno de ellos quiere cambiar la situación de equilibrio, pues supondría empeorar su propia situación. A partir de este concepto numerosos economistas, entre los que destaca John von Neumann, fueron desarrollando esta teoría.

La Teoría de Juegos se desarrolló con la simple interrelación entre los individuos. Todos los juegos, de niños y de adultos, juegos de mesa o juegos deportivos, son modelos de situaciones conflictivas y cooperativas en las que podemos reconocer situaciones y pautas que se repiten con frecuencia en el mundo real.

¿Cómo podemos aplicar esta teoría a la actualidad?

Hoy día las personas se enfrentan cotidianamente a esta teoría. De hecho, en cualquier momento estamos expuesta a ella. Por ejemplo: cuando la directiva toma la decisión sobre el monto que va a invertir, cuando nos inscribimos en la universidad, la distribución de costos etc. Para el hombre la importancia que representa la Teoría de Juegos es evidente, pues a diario se enfrenta a múltiples situaciones que son juegos.

El estudio de los juegos ha inspirado a científicos de todos los tiempos para el desarrollo de teorías y modelos matemáticos que nos ayudan en la toma de decisiones. La estadística es una rama de las matemáticas que surgió precisamente de los cálculos para diseñar estrategias vencedoras en juegos de azar, así como en la toma de decisiones para las inversiones.

Actualmente la Teoría de Juegos se ocupa sobre todo, de lo que ocurre cuando los hombres se relacionan de forma racional. Es decir, cuando los individuos se interrelacionan utilizando el raciocinio. Es por ello que en las inversiones, que es el enfoque de este trabajo, se establecen criterios de asignación óptima y decisión bajo riesgo y rentabilidad de una cartera de inversiones.

Aplicaciones de la Teoría de Juegos en la economía y las finanzas

Como casi todo en esta vida, la aplicación de la teoría de los juegos y el equilibrio de Nash tiene un doble punto de vista: desde el punto de vista empresarial buscaremos alcanzar ese equilibrio para maximizar beneficios y minimizar riesgos, mientras que desde las instituciones que evitan la creación de monopolios y oligopolios el objetivo será crear leyes para evitar que ese equilibrio se produzca, con el fin de favorecer el libre comercio y la competencia. Este artículo toma como referencia el prisma empresarial.

Desde esta vertiente las aplicaciones son infinitas y abarcan todo tipo de empresas. Desde un pequeño puesto de helados que está pensando en bajar los precios de sus productos y debe pensar cómo actuará el del puesto de enfrente, a una gran multinacional del automóvil que está pensando invertir cientos de millones de euros para crear un vehículo eléctrico y necesita saber cuál será el retorno de su inversión y el riesgo asociado al proyecto según lo que puede hacer su competencia.

La complicación de las decisiones

Muchas veces estas decisiones, sobre todo cuando estamos en el ámbito de una pequeña empresa (pensemos en el ejemplo del heladero), las tomamos basándonos en la intuición y la experiencia, confiando en que nuestra decisión será la mejor. Pero las decisiones siempre serán más acertadas y fiables si las hacemos basándonos en la estadística y otros conceptos matemáticos, como ya hemos podido ver en el dilema del prisionero. Por lo menos, si finalmente sale mal, sabremos que teníamos de nuestro lado las probabilidades y hemos actuado de forma correcta, siendo otros factores exógenos los que han malogrado nuestra estrategia.

En las grandes empresas, que disponen de departamentos enteros de análisis de riesgo, este tipo de decisiones nunca son aleatorias y se basan en análisis de la competencia, estudios de mercado y análisis de riesgo. Pero también podemos extrapolar este tipo de estrategias a pequeñas y medianas empresas, de acuerdo con nuestras posibilidades económicas y medios disponibles.

Si te ha resultado interesante esta entrada te recomendamos seguir investigando más sobre teoría de juegos. Existen problemas desarrollados muy curiosos que te despertarán verdadera pasión por las finanzas. Si ya lo tienes claro y quieres estudiar Finanzas, solicita información en nuestra web. ¡Te esperamos!

 

Solicita Información

Rellene este formulario para enviarnos cualquier consulta. En breve nos pondremos en contacto contigo.



DIRECCIÓN
Madrid (España)
 Previous  All works Next