Loading...

La gestión del riesgo financiero es un proceso realmente importante en la actividad empresarial. Esta gestión se enfoca en los riesgos que se pueden administrar utilizando los instrumentos financieros intercambiados. Para saber gestionar el riesgo financiero es necesaria una formación especializada. A continuación te contamos cómo puedes evitar o paliar este concepto. Si estás interesado en este tema, no olvides que la Universidad de Alcalá posee un Máster en Finanzas Cuantitativas. En este podrás aprender todo lo que se menciona en este post y mucho más. ¡Acompáñanos!

¿Qué es exactamente el riesgo en Finanzas?

El riesgo financiero es la probabilidad de que se dé un evento adverso y se produzcan sus consecuencias. En general, cuando hablamos de riesgo financiero nos referimos a las consecuencias negativas financieras negativas que pueden surgir. Cuando hablamos de riesgo financiero nos referimos a un término amplio. De hecho, se utiliza también para referirnos al riesgo asociado a cualquier forma de financiación.

Otra forma de entender el riesgo financiero es la de percibir menores beneficios de los esperados anteriormente, o incluso de que no existan beneficios en absoluto. Además, es importante saber que existen varios tipos de riesgo con sus propias características. Se habla así de riesgo de crédito, de mercado, de liquidez, de tasa de interés y de cambio, entre muchos otros más.

Manejar adecuadamente el riesgo

Las estrategias eficaces de gestión de riesgos te permiten identificar las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de tu proyecto. Planificando eventos inesperados puedes estar preparado para responder si surgen. Los gerentes de proyectos exitosos reconocen que la gestión del riesgo es importante porque el logro de un proyecto depende de la planificación, preparación, resultados y evaluación. Todo ello contribuye, al fin y al cabo, al logro de los objetivos estratégicos.

Para saber manejar el riesgo es básico conocer el tipo de riesgo financiero y cómo puede disminuirse. Tras esto, planear la gestión lleva al éxito del proyecto. Este plan normalmente incluye los riesgos identificados, la probabilidad de ocurrencia, el impacto potencial y las acciones propuestas. Para asegurar que los proyectos funcionen sin problemas, los gerentes de proyecto eficaces comunican su plan a los patrocinadores del proyecto, a los interesados y a los miembros del equipo. Esto establece las expectativas para las personas que proporcionan financiación y se ven afectados por los resultados.

Por último, queda ver cuales son los resultados obtenidos y cual será la evaluación de estos.  Las estrategias eficaces de gestión del riesgo permiten a su empresa maximizar los beneficios y minimizar los gastos. A través de un análisis detallado se puede evaluar el éxito de el proyecto puede tener. Si ha tenido éxito, estas estrategias se pueden utilizar en el próximo proyecto. O por otra parte, mitigar aquellos factores que no han dado tan buen resultado.

Disminuir el riesgo financiero

Sin embargo, existen ocasiones en las que no vale solo con estar preparado. Una de las formas de minimizar el riesgo financiero es evaluando la rentabilidad de la herramienta o empresa en la que se pretende invertir. A mayor información es menor el riesgo de tomas decisiones sobre impulsos. También, se puede realizar un portafolio de inversiones que equilibre las operaciones de alta peligrosidad con las de alta seguridad.

Otra formas de reducir el riesgo financiero es con el uso de productos derivados y futuros. Estos nos ayudan a fijar precios de compraventa de activos financieros. Es siempre importante y necesario saber que para lo principal es evitar el riesgo, más que disminuirlo. El uso de productos derivados puede protegernos de fenómenos variados causados por volatilidades de carencia de productos, inflación o flotabilidad. Y es que, a pesar de lo complicados que suenan estos conceptos, son necesarios para el experto. Por ello, cualquier especialista en riesgo financiero posee una alta y especializada formación en Finanzas Cuantitativas.

 

Esto es todo lo que tienes que saber por ahora de cómo gestionar el riesgo financiero. Si quieres ampliar tus conocimientos no dudes en estudiar un Máster en Finanzas Cuantitativas. Te convertirás en el profesional que tu empresa necesita para minimizar riesgo y poder tomar las medidas económicas pertinentes sin miedo al futuro. En la Universidad de Alcalá te ofrecemos uno de los mejores másteres en este ámbito. Con años de experiencia y un claustro de expertos, es la oportunidad perfecta para ti. ¡Anímate y no dudes en ponerte en contacto con nosotros!

Solicita Información

Rellene este formulario para enviarnos cualquier consulta. En breve nos pondremos en contacto contigo.



DIRECCIÓN
Madrid (España)
 Previous  All works Next