Loading...

El mundo de las finanzas es especialmente complejo debido a todos los cambios que sufre día tras día. Este es también un sector en constante adaptación a los cambios del mercado económico y a los usuarios del mismo. Algunos términos como renta fija o renta variable son esenciales para comprender este ámbito de los negocios. Además, si alguien busca invertir en bolsa, tiene que tener claro estos instrumentos financieros. ¿Quieres conocer en qué consisten estos instrumentos y los elementos que los componen? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la renta fija?

La renta fija son inversiones en emisiones de deuda que emiten las empresas o las instituciones públicas. Los instrumentos de la renta fija hacen que la inversión, tras un periodo de tiempo, se les sea devuelta con intereses. Estos instrumentos financieros son conocidos por los inversores y puede ser públicos o privados. A continuación te presentamos algunos de ellos:

Títulos públicos

Estos son los títulos de deuda que emite el estado en sus jurisdicciones. Es decir, es la deuda que el estado financia a través del mercado de capitales. Por una parte, los títulos públicos se pueden emitir a corto plazo, con un máximo de un año. También existe el mediano plazo, con un máximo de 5 años. Y por otra parte a largo plazo, que serían más de 5 años. En estos títulos también se encuentran fijados los intereses a abonar y brindan al inversor la posibilidad de elegir distintas alternativas de pago de intereses.

Fideicomiso

Un fideicomiso es un contrato por el cual una persona transmite a otra la propiedad fiduciaria de unos bienes. El patrimonio fideicomitido está formado por estos bienes, que pasan a formar parte de un patrimonio separado de los del fiduciario y fiduciante. Estos bienes quedan exentos de acciones individuales y colectivas de los acreedores, y no pueden accionar sobre los bienes que conforman el patrimonio fideicomitido. Por otra parte, los fideicomisos financieros se distinguen de un fideicomiso común porque cotizan en Bolsa.

Cheque de pago diferido

Los inversores también pueden comprar un cheque emitido por una empresa, y recuperar sus inversiones e intereses tras su vencimiento. Igualmente, las empresas que hayan realizado una venta y recibido un cheque como pago, pueden cobrarlo por adelantado. Si este fuera el caso, al importe nominal del cheque se le aplicaría un descuento.

¿Qué es la renta variable?

La renta variable consiste en las inversiones de acciones de empresas que cotizan en bolsa. Las ganancias o posibles pérdidas pueden entregarse como dividendos o por compraventa en el mercado de las acciones. También es importante saber que los inversores no conocen el cronograma de pagos futuros en el momento de la inversión o la compra. Algunos de sus instrumentos financieros son:

Acciones

Las acciones son una fracción del capital social de una empresa, y su titular es el accionista. Este accionista tiene derecho a participar en la sociedad de la empresa. Las acciones, al ser un activo de renta variable, no tienen una rentabilidad implícita. Es decir, su rentabilidad dependerá del precio de compra y venta y de los dividendos que la empresa distribuya. Debido a esto, este instrumento financiero puede presentar una gran volatilidad y suponer cierto riesgo.

Fondos comunes de inversión (FCI)

Los fondos comunes de inversión son un patrimonio común constituido por valores variables. A los socios accionistas se les reconocen derechos de copropiedad de este patrimonio y están representados por unidades de inversión. Pueden existir dos tipos de FCI, abiertos o cerrados. En los FCI abiertos las unidades de inversión en circulación pueden aumentar o disminuir, y tienen un plazo de duración indeterminado. Por el contrario, en los FCI cerrados los fondos funcionan con una cantidad máxima de unidades de inversión. Además, tienen una duración determinada.

¿Quieres conocer más sobre finanzas?

¿Te interesaría seguir aprendiendo sobre los instrumentos que constituyen la renta fija y la renta variable? Si estás pensando en enfocar tu carrera al mundo de las finanzas es completamente necesario que conozcas todos los elementos que las componen. Además, prácticamente todas las empresas financieras exigen a sus empleados una formación completa. Por ello, desde la Universidad de Alcalá te ofrecemos el Máster en Finanzas Cuantitativas.

En este máster cubriremos todas las capacidades que necesitas como profesional que desea desempeñarse en las áreas de tesorería y riesgos. Esto lo lograrás gracias a la utilización intensiva de programas computacionales avanzados en finanzas cuantitativas como R y Excel financiero. Un programa profundo, completo y específico en ingeniería financiera y con especial enfoque hacia las Áreas mejor remuneradas actualmente por las multinacionales. ¡No pierdas esta oportunidad de unirte a uno de los mejores másteres de España en este área!

Solicita Información

Rellene este formulario para enviarnos cualquier consulta. En breve nos pondremos en contacto contigo.



DIRECCIÓN
Madrid (España)
 Previous  All works Next