Loading...

Actualmente uno de los sectores más demandados y con mayores salidas laborales es el de las Finanzas. ¿Por qué? Aparte de por su futuro laboral, porque la mayoría de las personas quieren ganar dinero sabiendo cómo manejarlo. Si eres uno de ellos, una correcta formación en el ámbito te asegurará convertirte en un experto. Una de las mejores opciones es cursar un Máster en Banca y Finanzas Cuantitativas. ¡Sigue leyendo e infórmate!

Pero, en primer lugar, ¿qué son las Finanzas Cuantitativas?

Las Finanzas son todos los aspectos que mantienen una estrecha relación con el sector financiero. Pueden definirse como el conjunto de actividades que conciernen al flujo de capital y dinero entre los distintos organismos. Por supuesto, como de cualquier sector existen numerosas especialidades y ramas. Una de las más importantes de las finanzas, son las finanzas cuantitativas, ¿por qué? Porque son las encargadas de aplicar las matemáticas y la física, es decir, las matemáticas financieras a las propias finanzas.

El objetivo es que a través de estos conocimientos se pueda realizar un exhaustivo análisis financiero de éstas.  Por lo tanto, cada vez más las empresas demandan expertos capaces de elaborar estos análisis y dirigir su empresa hacia el éxito. Las personas que dedican su profesión a ello son los denominados quants.

Características de los quants hacen posible

  • Poder llevar a cabo una clasificación y distribución eficaz del pago de todos los empleados de una empresa y los dividendos de los accionistas.
  • Generar mejores inversiones, ya que determina una eficiente asignación de los recursos de una empresa.
  • Rentabiliza la organización y maximiza las utilidades de esta.
  • Realiza una mejor administración financiera. Tiene como objetivo la expansión y estabilidad del dinero, manejando adecuadamente las operaciones de este, para una mayor rentabilidad.
  • Ha de analizar los mercados financieros y de capitales, para identificar los diferentes factores que afectan a la economía.
  • Ha de desarrollar de forma efectiva actividades de control, manipulación y desembolso de los capitales.

Así, mediante estos análisis las empresas pueden hacer un mejor uso de su capital y tomar las mejores decisiones. De este modo, gracias a estos análisis las empresas pueden prevenir y prepararse ante posibles problemas y reaccionar a tiempo.

¿Qué es el riesgo financiero?

La definición común de riesgo financiero es la siguiente: es la probabilidad de que surja un evento adverso que lleva consigo ciertas consecuencias. Por lo tanto, se refiere a que determinado acontecimiento puede derivar en efectos negativos para la empresa. De este modo constituye la temida incertidumbre de no saber qué va a suceder después de realizar cierta acción. No obstante, cuando hablamos de riesgo financiero hemos de pensar en un amplio abanico de consecuencias, tanto negativas como positivas.

Por consiguiente, una correcta gestión de los posibles riesgos financieros de una empresa es fundamental para su funcionamiento. ¿Para qué? Para poder prepararnos ante ciertas circunstancias, obtener más beneficios y reducir al máximo las pérdidas. Algunos de los riesgos financieros más habituales son los siguientes:

  • El riesgo de crédito.
  • Riesgo de liquidez.
  • El riesgo de mercado.
  • Y el riesgo operacional.

¿Hay que llevar a cabo una serie de pasos para el análisis del riesgo financiero?

Por supuesto que sí. Para resolver cualquier problema tenemos que seguir unos determinados pasos para encontrar una correcta solución. En el caso del análisis financiero, podremos llevar a cabo los siguientes pasos:

  • Paso 1: Identificar riesgos claves. Hay que ser conscientes de los posibles riesgos a los que podemos hacer frente.
  • Paso 2: Calcular el peso de cada riesgo. Una vez hayamos analizado cada riesgo, hemos de priorizarlos según su importancia. Así, podremos crear un plan en caso de que una amenaza se concrete.
  • Paso 3: Crear un plan de contingencia. Para ello, hemos de analizar lo que debemos hacer para resolver los riesgos del Paso 1. Además, hemos de desarrollar tareas concretas para conseguir disminuir la fuerza de los impactos de las amenazas. Por otra parte, en muchos casos no podremos controlar los riesgos. Es por ello que nuestro plan de contingencia ha de basarse en dos conceptos. En primer lugar, en el nivel de tolerancia y en segundo en el apetito al riesgo que ha establecido la empresa.
  • Paso 4: Hemos de asignar responsabilidades. Sabemos que no es posible asignar responsables a cada riesgo. Pero, hemos de intentar que haya una persona, responsable de monitorear los puntos críticos y su evolución. Sin embargo, los equipos dan mejores resultados en determinadas tareas. Por esta razón, no hemos de centralizar las tareas en una sola persona.
  • Paso 5: Establecer fechas de vencimiento. Los planes que hemos desarrollado no pueden ejecutarse indefinidamente, porque el surgimiento de nuevas amenazas es constante. Por lo tanto, hemos de realizar una lista de chequeo que gestione el riesgo financiero. Una vez hayas llevado a cabo todos estos pasos, puedes proceder a la ansiada administración de riesgos financieros.

¿Quieres cursar un Máster en Finanzas Cuantitativas?

Como ves, las tareas que se desempeñan en el ámbito de las finanzas no son sencillas. Por esta razón, se requieren grandes profesionales expertos en la materia a través de una gran formación. Si quieres ser uno de ellos, no dudes en consultar nuestro Máster en Banca y Finanzas Cuantitativas. Además, con la posibilidad de cursarlo online podrás hacerlo cuándo y dónde quieras ¿A qué esperas? No dudes más y matricúlate ¡No te arrepentirás!

Solicita Información

Rellene este formulario para enviarnos cualquier consulta. En breve nos pondremos en contacto contigo.



DIRECCIÓN
Madrid (España)
 Previous  All works Next